El Cuerpo del Alma: Cabeza v.s. Corazón

Sat Nam Jio,

Ya hemos entrado en febrero y todavía no había podido compartir las enseñanzas de Yogi Bhajan sobre el Cuerpo del Alma que trabajamos en enero. Pero más vale tarde que nunca 😉

Ay, el Alma… Una palabra corta pero que encierra tanto misterio… Lo poco que puedo decir con certeza es que el Alma es nuestra esencia, el átomo cósmico de lo que somos, nuestro verdadero ser.

Según Yogi Bhajan el alma pesa unos 28 gramos, mide el tamaño de la media luna de la uña de tu dedo pulgar y está repartida por todos tus otros 9 cuerpos. El Cuerpo del Alma y el Cuerpo Sutil (que es el noveno) están muy conectados ya que el Cuerpo Sutil es el que transporta el alma entre las distintas dimensiones entre el éter y la tierra cuando va a encarnarse y cuando morimos vuelve a llevar al alma de nuevo hacia los éteres, hasta la próxima encarnación.

Si en la sutileza te vuelves muy refinado y en actividad te vuelves muy sutil, estás muy cerca de tu alma porque hay una relación directa entre el cuerpo sutil y el cuerpo espiritual. El espíritu y el cuerpo sutil están muy relacionados, nunca se separan el uno del otro. De modo que cualquier cosa que sea refinada -arte refinado, actos refinados, lenguaje refinado que no sea burdo, te acercará más al alma. Esa es una forma bastante simple de alcanzar tu conciencia de Dios.

Yogi Bhajan

Cómo dije en uno de los instagram lives que hice hace unas semanas ( si no quieres perderte el siguiente sobre la mente negativa mejor sígueme en Instagram) en realidad no tengo ni idea de qué es el alma, en realidad no sé nada de nada… Tan sólo me dedico a transmitir por aquí la información que me va llegando, sobretodo desde el punto de vista de Kundalini Yoga, al respecto. Pero también es verdad que con la práctica de yoga y meditación, a veces tengo la sensación de que es posible experimentar y entender todos estos conceptos yóguicos desde un lugar más allá del intelecto.

Y hablando de intelecto, sigamos la explicación del cuerpo del alma con el lema que le puso Yogiji: Cabeza v.s. Corazón. El cuerpo del alma, en Numerología Tántrica, representa la dualidad, el conflicto o la armonía entre lo que dice la mente y lo que dice el corazón. Cuando logramos equilibrar/integrar estos aspectos, se forma la Consciencia. De hecho es curioso que en sánscrito se usa la misma palabra para describir la mente y el corazón, la palabra “Man”. Yogi Bhajan dijo que la traducción más exacta de la palabra sánscrita “Man” sería Consciencia, porque es la integración del Corazón ( vehículo del amor) y de la Mente ( vehículo de la sabiduría).

Para entender esto, vamos a aclarar primero que la mente, según los yogis, es un instrumento al servicio del alma. De hecho, según dicen, es el regalo que nos dio la divinidad para poder regresar al hogar original. Es decir, es a través de la mente que el alma puede volver a experimentar la unión con la gran alma universal, con el Todo del cual formamos parte.

El problema es que cuando el alma se encarna en un cuerpo humano y nace, empieza a olvidar su origen y su destino y la mente empieza a adueñarse de las circunstancias y ya la hemos liado XD. Pero por suerte tenemos nuestro corazón para guiarnos y volver a poner a la mente en su lugar. Lo que pasa es que en nuestra sociedad occidental se le da más peso a la parte racional y mental dejando la intuición y el corazón de lado la mayoría de las veces. Es que es una pena porque en realidad somos perfectos y tenemos las herramientas necesarias para ser felices, pero nadie nos enseña a usarlas! En fin…

¿Cómo podemos volver a establecer el equilibrio entre ambas? Porque tampoco se trata de seguir al corazón y las intuiciones al tuntún haciendo lo que te da la gana mientras el mundo se desmorona a tu alrededor, claro. En la senda del yoga siempre se rata de encontrar el equilibrio. Entonces lo ideal es escuchar lo que tu corazón, alma, intuición te piden y a su vez usar la inteligencia, el intelecto, el ego al servicio de ello. Para ello la mente debe estar equilibrada y en un estado neutral ( lo cual veremos más adelante cuando hablemos de los tres cuerpos mentales) y despejada para poder escuchar el dictado del alma.

Hay personas que ya tienen estas capacidades más desarrolladas desde su nacimiento porque son almas más evolucionadas o porque son educadas en culturas que se rigen desde estos principios, pero para el resto de los mortales-inmortales, la mejor manera es a través de la meditación y de las prácticas espirituales o de atención plena que permiten bajar las revoluciones de la mente y subir el volumen de la voz de la intuición.

Una buena manera de saber si tu cuerpo del alma está equilibrado es si sientes que tienes un propósito en la vida y lo estás siguiendo, si con este propósito también ayudas a otras almas en sus caminos, si escuchas tu cuerpo y tus emociones y haces lo necesario para sentirte bien contigo mism@ y una de las cualidades más importantes es la Humildad. La humildad de reconocer que eres una parte de la energía creativa del universo experimentándose a sí misma, con todo el poder que ello conlleva, pero a la vez dándote cuenta que tan solo eres una gota más en el Océano de la Existencia…

Alguien que vivió 100% conectado e iluminado y siguió siendo 100% humilde fue Guru Nanak, el primer Guru Sikh que representa el cuerpo del Alma. Guru Nanak fue una persona que desde su infancia sintió gran curiosidad y devoción por Dios. Hay muchas historias que hablan de su pureza, inocencia y entrega como por ejemplo cuando su padre, mercader, le mandaba al pueblo con dinero para comprar mercancías para revender y Guru Nanak en lugar de eso donaba el dinero a los yogis y sadhus que encontraba en el camino porque creía que era más importante alimentar a esos devotos y sabios que comprar cosas materiales para enriquecerse económicamente. Pero la mejor historia de Guru Nanak es la historia de su iluminación.

Dicen que un día Guru Nanak estaba meditando al lado del rio, como cada amanecer, cuando se sumergió en las aguas y desapareció. Toda su familia y todo el pueblo estuvieron buscándolo durante 2 días pero no aparecía por ningún lado. Finalmente, cuando todo el mundo lo daba por muerto, a los tres días de haber desaparecido, Guru Nanak emergió de las aguas resplandeciente e iluminado y las primeras palabras que salieron de su boca fueron las que hoy en día componen el Mul Mantra:

EK ONG KAR SAT NAM: Un Creador Una Creación Verdad es Su Nombre

KARTA PURKH NIRBHAO NIRVAIR: Creador de todo sin miedo sin venganza

AKAAL MURAT AJOONI: Inmortal No Nacido

SEIRBHANG GURPRASAD JAP: Autoiluminado por la Gracia del Guru Medita

AD SACH JUGAD SACH HEBI SACH: El fue verdad en el principio, Es verdad a través                                                                    de todas las edades, verdadero aún ahora.

NANAK HOSI BHI SACH: Nanak siempre será verdad

Podemos decir que Guru Nanak a través de la meditación (mente) y la devoción (corazón) logró la integración de estos aspectos en perfecta armonía y logró experimentar su alma y vivir en la manifestación de Dios, es decir en fusión constante del finito con el infinito.

Cualquier meditación que abra tu corazón es buena para equilibrar el Cuerpo del Alma. También puedes probar a meditar con el Mul Mantra para experimentar la grandeza del Infinito dentro de ti y conectar con tu Alma verdadera.

Te dejo la versión de Samadhi’s Band, el grupo de mantras en el que tengo el honor de cantar, directa desde el fondo de mi corazón.

Que el Eterno Sol te Ilumine, el Amor te rodee y la Luz Pura Interior guíe tu camino

Sat Nam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.