Solsticio de verano: celebrando la luz de la conciencia

*Espiritualmente, las ceremonias de solsticio son una celebración de la Luz de la Conciencia dentro de cada persona y una oportunidad para despertar todo el potencial de conciencia en cada individuo y en el planeta. El progreso del sol a través del año simboliza el proceso hacia la iluminación, y el solsticio de verano es el clímax de este viaje ya que es el día más largo del año. Es el momento de celebrar el triunfo de la luz sobre la oscuridad en el individuo y el retorno a la plenitud en la que se unen el/la hijo/a, la Madre Tierra y el Padre Cielo en una gran conciencia unificada- una luz poderosa y completa que ilumina al individuo.